ME DUELE MUCHO MI HOMBRO. 

No lo tengo roto, ni lastimado.

Me duele la nariz.

Los ojos.

El abdomen.

La espalda…

y los brazos siempre tienen un ligero temblor que me estremece cada vez que hay un movimiento involuntario. 

i n v o l u n t a r i o 


Escribo hoy, mis reflexiones, mis… desastres (?) con el propósito de que alguien lo lea y que, a pesar de todo, le agrade lo que lee. 

Escribo para mis amigos y para las personas que he conocido gracias a la red; con el único propósito de… hablar… entretener… “informar”

…yo qué sé.

Sé, que tal vez no me lean.

En parte es una queja… una dolorosa.

Hay personas que me dicen que les gusta lo que escribo, a veces son palabras huecas, sin fondo, como las que yo digo también en ocasiones. Leen lo que les muestro… pero hasta ahí. 

Siempre he creído que si de verdad te gusta algo… lo buscas…

y a mí nadie me busca.

No como yo quisiera. 

Es raro porque a veces no quiero nada. 

Quiero decir… que he llegado a una conclusión algo curiosa (y dolorosa). Si realmente quiero deshacerme de mis problemas, tengo algunas soluciones. Tres, para ser exacta. 

Una es olvidarme de mí. De cómo soy, de cómo fui y de cómo pude ser.

Olvidarme de mis fantasías, de mis pensamientos, de mi “sensibilidad" para ver las cosas, de todo ese idealismo que a veces me hace hacer cosas brillantes (a mi vista y a mi gusto). Dejar de pensar y enfocarme. Enfocarme en mi estúpida vida como adulto professional.

Es triste porque considero que eso es lo que me hacía ver/ser diferente.

Tengo problemas, sí, muchos problemas. Aunque no lo parezca y a pesar de lo bien que me vea física y emocionalmente. 

Río y me muevo en autodefensa…. en automático. 

Lo repito ,es triste, triste dejar de ser tú. 

Darte cuenta de que lo que te gusta te hace daño.

No estoy dispuesta a aceptar mi dolor por el miedo. El miedo que me causa todo lo que me pasa. No puedo hacerlo sola, necesito que me asistan y nadie te asiste a menos que le pagues o… no lo sé… que te quieran mucho  o que les importes en sobre medida…

cosa, que no me ocurre a mí.

La segunda solución es: alejarme de todo lo que me hace mal.

Suena bien pero no es nada fácil. Para eso se necesita ayuda y la ayuda a veces incomoda o fastidia. Yo, por ejemplo lo veo en las personas que me rodean. Nadie me hace sentir que estoy protegida, todos me hacen caras o me dicen cosas hirientes,que, aunque sean de juego me duelen y es por eso que muchas veces me guardo las palabras y no digo nada, pero también es feo que no te ayuden. 

Nadie quiere o puede ayudarme.

Finalmente, la tercera es la siempre latente… huida … de todos y de todo 

hasta de mí… pero soy demasiado cobarde para llevarla a cabo. 

-Buenas noches. 

Posted Marzo 8, 2013@ 11:37pm